miércoles, 13 de julio de 2016

Como Conseguir tu Cuerpo de Playa este Verano sin Pasar Hambre

Cuando pensamos en el verano, nos viene a  la mente playa, sol, arena, diversión, paseos y relajación. Para algunos eso es vida. Pero para otros, el verano es sinónimo de terror, solo pensar en la idea de ponerse un bikini, les molesta y les frustra pensar en cómo conseguir un cuerpo de playa este verano sin pasar hambre.


Lo primero es entender que aunque existen salidas rápidas, estas usualmente pueden poner en riesgo tu salud, y no son sostenibles en el tiempo, trayendo consigo el temible efecto rebote o yo-yo, en el cual recuperas el doble de los kilos perdidos, cayendo en un círculo vicioso de aumento y pérdida de peso.  ¡No hagas esto!, puedes lucir un cuerpo esbelto y definido con planificación (comemejor te ayuda mucho en este punto), esfuerzo y comiendo delicioso.  




Lo segundo que debes hacer es: Aceptar tu cuerpo y quererlo. Somos bombardeados por un sinfín de imágenes de cuerpos supuestamente "perfectos" pero muy alejados de la realidad, que nos llevan a tener perspectivas irreales sobre lo que es bonito, perfecto o saludable. Así que tener expectativas razonables sobre lo que es saludable y lo que no para tu cuerpo, te ayudará a enfocarte en alcanzar metas realistas a corto y largo plazo.

Además, evita el consumo elevado de sal, snacks, enlatados y embutidos con un alto porcentaje de sal, ya que al favorecer la retención de líquidos hace que nos sintamos hinchados y que se agrave más la celulitis.

Luego es importante mantenernos hidratados. Un buen consumo de agua nos ayuda a limpiar y desintoxicar nuestro organismo a través de la orina, a evitar la retención de líquidos y a mantenernos hidratados.




Procura consumir frutas con un alto contenido de agua y poder diurético, pues te harán sentir satisfecho, te aportaran muchos nutrientes y te ayudarán a deshincharte. Entre ellos están la sandia/patilla, melón, manzana, pera, limon, naranja, piña.

Además, el consumir una buena ración de vegetales fibrosos te mantendrá lleno por más tiempo y te aportara muchas vitaminas y minerales que te harán sentir lleno de energía. La mitad de tu plato deben ser vegetales, puedes consumirlos en ensaladas, cremas, sopas, puré, encurtidos, etc. 

Otro punto muy importante es comer una ración de proteína adecuada, basada en tus necesidades específicas, pues las proteínas, tienen un alto poder saciante y son las responsables de formar tejidos y músculos, vitales para el funcionamiento del organismo, además de que al necesitar una mayor cantidad de energía para su digestión, aceleran nuestro metabolismo.

Por otro lado, un nutriente que debes vigilar si deseas conseguir un cuerpo de playa este verano sin pasar hambre son las grasas. Evita las grasas saturadas, presentes en frituras, embutidos, postres, salsas comerciales, etc. y dale prioridad al consumo de grasas buenas de origen vegetal como las presentes en el aguacate, los frutos secos como el maní, pistacho, merey, almendras, nueces, el aceite de coco, entre otros. Este tipo de grasas buenas te darán mucha energía y evitan la formación de placas de grasa en tus arterias y venas.  

Y por último, pero no menos importante, es hablar del consumo de hidratos de carbono, los cuales son la principal fuente de energía de nuestro organismo. Así que no debemos eliminarlos por completo de nuestra dieta, más bien, debemos seleccionar aquellos carbohidratos complejos, que son altos en fibra, lo cuales nos ayudan a vencer el estreñimiento (disminuyendo la inflamación y la celulitis), nos mantienen llenos por más tiempo, y que al metabolizarse de forma más lenta, nos ayudan a controlar la ansiedad. Prefiere carbohidratos no refinados como la yuca/mandioca, batata, plátano, patatas, granos, entre otros.

No olvides que todo esto debe ir acompañado de ejercicio cardiovascular y de resistencia de forma regular, pues esto beneficiará tu cuerpo, al aumentar la cantidad de calorías que quemas en el día, ayudarte a ser más flexible, tener más fuerza y resistencia y a moldear tu figura.




Un cuerpo de playa es posible, pero no caigas en cuentos o falsas promesas. Todo lo bueno, requiere esfuerzo pero al final valdrá la pena: cuando te conviertas en la mejor versión de ti mismo y te sientas bien en tu propia piel. Nos encanta leer la opinión de nuestros lectores sobre nuestros articulos, dejanos saber tu opinión en los comentarios, pues es muy importante para nosotros
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario