jueves, 20 de octubre de 2016

Como prevenir el cáncer de seno a través de la alimentación

Todos los 19 de Octubre se conmemora el 
Día mundial de la Lucha contra el cáncer de seno, y no solo se hacen actividades ese día, sino todo el mes se busca concientizar a la población en general, sobre la importancia de la detección temprana y el autoexamen para prevenir esta enfermedad, debido a que un diagnóstico a tiempo junto al acceso a tratamiento, aumentan las posibilidades de recuperación del paciente. Si no se detecta a tiempo o no hay un tratamiento disponible, las posibilidades de recuperación son bajas y lo que queda es solo dar cuidados paliativos que ayuden a mitigar el dolor del paciente y los familiares. 

Para evitar llegar a este punto, todas las actividades que se realizan durante el mes de octubre o mes rosa (por el color que se le ha dado a la lucha contra el cáncer de seno) van enmarcadas en  contribuir a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos. 

Según la OMS, cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458 000 muertes por cáncer de mama (IARC Globocan, 2008). El cáncer de mama es, de lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. En los países de ingresos bajos y medios, su incidencia ha aumentado constantemente en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales.

Las estrategias recomendadas de detección precoz son el conocimiento de los signos y síntomas iniciales y la demostración de cómo se realiza la autoexploración de la mama. Además, existen buenas prácticas asociadas a la alimentación y el estilo de vida que pueden contribuir a prevenir la enfermedad.



Mi colega venezolana, la nutricionista Gabriela Pocovi, nos da algunas recomendaciones a seguir en cuanto a la alimentación para prevenir el cáncer de seno:

- Lleva un alimentación alcalina, es decir, que tenga un predominio  de alimentos de origen vegetal (70% a 80%), que sea alta en fibra y rica en fitoquímicos.

- Procura consumir 2 raciones de fruta y 4 de vegetales al día, y de preferencia que sean organicos, ecologicos o de producción local.

- Disminuye el consumo de carnes rojas, y en lo posible evita quemarlas o cocinar mucho a la parrilla. Si vas a  consumir peces prefiere aquellos pescados salvajes (de mar o río) y no de criaderos, así como aves y huevos criados en libertad.

- Evita los alimentos transgénicos como la soya y el maíz, y si los vas a usar, procura que sean no GMO.

- Prefiere el consumo de leche vegetales como la leche de avena o leche de almendras, leche de cabra, ovejo o búfala sobre el consumo de leche y derivados lácteos de vaca.

- Evita los aceites vegetales en la cocción y sustituyelo por grasas saludables como el aceite de oliva extra virgen, aceite de coco, aguacate o aceite de linaza o sésamo.

- Busca que tu alimentación sea lo mas natural posible y con alimentos de calidad. Ve tu alimentación como una inversión en ti, que vale la pena hacer.


- Practica ejercicio o alguna actividad recreativa con regularidad, esto ayuda a disminuir los niveles de estres y la producción de radicales libres. 


Desde www.comemejor.com nos solidarizamos con esta causa y recordamos a todas aquellas mujeres (y hombres) que luchan o han sido sobrevivientes de esta enfermedad. Para ellos nuestro ánimo, y desde aquí ponemos nuestro granito de arena, promoviendo la alimentación saludable.  
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario