viernes, 7 de octubre de 2016

El aceite en nuestra vida cotidiana



Los aceites y sus propiedades


Variedades de aceites







            Existen muchos tipos de alimentos, saludables. Tenemos un sinfín de productos nutricionales que favorecen nuestra vida y la hacen más sana. Sólo es cuestión de elegir la materia prima y con ella crear el menú. 

            Uno de los alimentos que ayudan a nuestro cuerpo a verse bien por fuera y sentirse vigoroso por dentro es el aceite. De él existen distintos tipos, algunos más conocidos que otros, tan sólo hay que saber cuáles y cómo aprovecharlos.


            Antiguamente, el aceite tenía diversos usos, no sólo como alimento, . Los médicos de las ciudadelas lo empleaban para aplicarlos sobre la piel y tratar algunos tipos de males, como la resequedad en la piel y la caída del cabello.


            Cada variedad de aceite cuenta con su sustancia X predilecta, aquella que posee una finalidad especifica que ayuda a tratar determinadas enfermedades o a prevenir otras. A continuación detallaré cada una de ellas y cómo hacer para aplicarlas y así lograr una vida más sana.



            Los aceites se dividen en dos grupos: los de semilla y los de fruto. Ambos grupos tienen la característica de poseer ácido linoleico (mono-insaturadas) y en algunos otros linolénico (poli-insaturadas), éste último es similar al que contiene la grasa del pescado azul. Éstos ácidos son vitales y deberían incluirse en el menú diario de cada individuo. Puesto que nuestro organismo no los produce por sí solo, es necesario agregarlos a la dieta en una  Alimentación conciencia y saludable.


            En nuestro cuerpo, las grasas poli-insaturadas actúan como protectores cardíaco, reduciendo el nivel de colesterol totales y otras grasas llamadas triglicéridos, evitan la formación de coágulos en la sangre y enfermedades cómo trombosis y  los accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares.  Además es vasodilatador (aumenta el diámetro de los vasos sanguíneos).




            El aceite de Cártamo, gracias a su bajo contenido de grasas saturadas, se lo utiliza cómo protector cardíaco, es ideal para la lucha contra el sobrepeso, los triglicéridos y el colesterol (LDL) en la sangre.

            Debido a que es rico en ácidos linoleicos o mejor conocido como omega 6 ayuda a nuestro cuerpo a prevenir enfermedades coronarias y la arteriosclerosis. Pero eso no es todo, el aceite de cártamo tiene vitamina E, lo cual lo vuelve un aceite antioxidante, también cumple la función de prevenir que se formen radicales libres, qué no son favorables para nuestro organismo. Los especialistas lo recomiendan contra la hipertrofia de próstata y enfermedades inflamatorias como la artritis. Se lo elige para atender casos de dermatitis, eccemas o desecación extrema.
           

            Aceite de germen de trigo, es rico en vitamina E y en ácidos grasos poli-insaturados, pero además es precursor de la vitamina D. Por éste atributo, no sólo es ideal para el consumo, sino que, también se lo utiliza para aplicarlo en la piel.

            Aceite de girasol alto oleico se encuentra entre los aceites con mayor concentración de vitamina E. Se extrae de la pipas de girasol.

            El aceite más rico en linolénico es el aceite de nuez. Es rico en vitamina E y se obtiene por medio de presión en frío y no precisa ser refinado. Se oxida y enrancia con facilidad. Tiene un sabor agradable y debe usarse crudo.
            Es un gran anti colesterol y, en la antigüedad se lo utilizaba como laxante y una vez enranciado su empleo era el de purgante.

            Aceite de Germen de Maíz es muy recomendable en enfermedades circulatorias y vasculares, así como, neurológicas y en la esterilidad. Tiene grandes cantidades de vitamina E y sirve para la lucha contra el colesterol.

            Aceite de sésamo. Contiene iguales proporciones de ácidos linoleico (mono-insaturado) como de linolénico (poli-insaturado). Es el único aceite que no precisa refinado, debido a que tiene un antioxidante natural, sesamol, por lo que soporta varios años sin enranciarse. Es reductor del colesterol, puesto que, es rico en lecitina.

            Aceite de soja Es de sabor neutro y rico en vitamina A y E. Posee grandes cantidades de grasas poli-insaturadas, en especial ácido linolénico. Es un aceite especial al igual que el germen de trigo.




            El aceite de oliva virgen extra, es recomendable por su efecto contra el colesterol y sus cualidades positivas en una dieta cardiosaludable. 

            Entre los diferentes aceites de oliva que existe, el virgen y puro de oliva son lo más utilizados, es porque su contenido de vitamina E (antioxidante) y fitosteroles (reducen el nivel de colesterol en la sangre). Es rico en grasa mono-insaturada y ácido oleico; ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) y aumenta el colesterol bueno (HDL).

            El aceite de oliva virgen extra no necesita ser refinado y se obtiene triturando las aceitunas hasta obtener una pasta y aplicando presión en frío para obtener el aceite. 

            Es por la vitamina E y él ácido oleico qué evitan la oxidación de la lipoproteína o transportadores de colesterol en la sangre y otras sustancias relacionadas con el desarrollo del cáncer.
            Es por eso qué se considera al aceite de oliva cómo alimento saludable por excelencia.


            También existen aceites que no están recomendados para el consumo. Aceite de coco o Aceite de palma, difieren de los otros en un sentido estricto. Ellos poseen un tipo de grasa que no es saludable, las grasas saturadas, el mismo tipo qué se encuentra en los animales. El empleo de ésta variedad de aceite es más dirigido a la elaboración y frituras de los snacks.

            Desafortunadamente, ningún aceite es perfecto o es invulnerable. El aceite de cártamo es en su mayor parte poli-insaturadas, eso nos indica que al contacto directo con el aire es más propenso a volverse rancio. Pero eso no es todo, éste aceite no soporta las altas temperaturas, debemos tener mucho cuidado al emplearlo para las frituras alimentos, puesto que, al ser volátil algunas de sus propiedades ser perderían, como es el caso de la vitamina E. Siempre es recomendable no cocinar los aceites, ya que pierden atributos que no son apropiados para realizar una alimentación saludable

Si el objetivo es llevar una vida sana, entonces comenzar con recetas http://www.comemejor.com/   para una  Alimentación sana.

Mr.Cooker
          

Ya sabes que en www.comemejor.com puedes encontrar muchísimas recetas con sus valores nutricionales (calorías, grasas, azúcares....). No esperes más, ¡visítanos!


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario