viernes, 21 de octubre de 2016

Lo que comemos se refleja en nuestra piel


Existen días en que nos miramos al espejo y no nos gusta lo que vemos. Lo notamos rápidamente en nuestra piel, ya que el órgano más grande de nuestro cuerpo, habla por nosotros.
 
La importancia de este órgano radica en que es la primera línea de defensa de nuestro organismo, la primera barrera a través de la cual podemos decodificar algunas señales que nos transmite nuestro cuerpo.

Marcas, ojeras, espinillas, acné, piel escamosa, manchas enrojecidas, y demás manifestaciones cutáneas nos indican que algo no anda bien.  Sin embargo, en cualquier época del año deseamos transmitir una buena imagen sobre nosotros, lucir una piel tersa y suave. 

¡Pero no nos engañemos! De nada sirve que invirtamos grandes cantidades de dinero en productos de belleza y tratamientos externos, si no cuidamos nuestra piel desde el interior, con una buena alimentación.

Mucho menos lo lograremos sólo con productos externos, si generamos el efecto contrario ingiriendo alimentos y llevando a cabo prácticas alimenticias que envejecen nuestra piel (abuso de azúcar, carnes procesadas, comida “basura”, sal, alcohol, entre otras).

Entonces, ¿cuáles son aquellos nutrientes esenciales que benefician la salud de nuestra piel?

Según nuestro amigo, Licenciado en Nutrición, Gino Giancaterino: 

La vitamina A,
La vitamina E,
Y el agua (que es alimento y nutriente a la vez).

"Sin duda somos lo que comemos y si estamos saludables, en términos generales, nuestra piel se va a ver saludable. Por eso, lo más importante es que no falte ningún nutriente", nos aconseja. Principalmente, el que no puede faltar es el agua.

Sí. El agua. Siempre el agua. Nuestra cuerpo está compuesto por un 70% de agua. Por eso, la clave está en beber la suficiente, ya que estar hidratado favorece la elasticidad de la piel, debido a que este nutriente ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a eliminar fácilmente las toxinas de nuestro cuerpo.

Sin restarle la importancia que merecen, es bueno saber que, según Giancaterino, "tenemos reservas de vitaminas A y E en el hígado, por eso no son tan imprescindibles incorporar a diario como el agua". Aún así, el complemento de la ingesta de estas vitaminas nos harán lucir una piel radiante y saludable. De lo contrario,  deficiencias de estos nutrientes provocarán signos sobre nuestra epidermis que hablarán por nosotros.

Lo que llevamos a nuestra boca modifica la apariencia de nuestra piel.  El consumo de cada alimento se traduce en una energía particular, la cual nos afecta a nivel físico, mental, emocional  y espiritual. Notamos diferencias en nuestro estado de ánimo y energía, no sólo cuando no descansamos lo suficiente (según expertos debemos dormir entre 7 y 8 horas por día), sino también cuando no comemos adecuadamente.

Por eso, debemos cuidar nuestra piel  aprendiendo a elegir con consciencia los alimentos que ingerimos, las propiedades que poseen y cómo hacerlo. Tanto la vitamina A como la E son antioxidantes por excelencia, ayudan a proteger nuestras células contra los daños causados por los radicales libres, que nos enferman y envejecen.

¿Qué esperas para mostrar tu mejor imagen, mejorar la apariencia de tu piel y lucir radiante todos los días?

La Vitamina A (o retinol) la encontramos alimentos de origen animal (carne de res, pescado, productos lácteos); y  la provitamina A (o caroteno) en alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras de color amarillo, naranja y rojo (zapallo de calabaza, zanahoria, tomate, durazno, manzana).

Te invitamos a que comiences a incorporar esta vitamina con una crema de calabaza y zanahoria, fácil de preparar. ¿Probaste lo rica que es la calabaza y los múltiples beneficios que aporta a tu salud? Interiorizate más sobre la importancia de incluir la calabaza en nuestra alimentación diaria.



La vitamina E (o tocoferol) la encontramos en alimentos que contienen ácidos grasos saludables. Como por ejemplo, almendras, nueces, germen de trigo, semillas de girasol, palta, hortalizas de hojas verdes, como la espinaca y el brócoli, entre otras.

En www.comemejor.com podes encontrar la receta de un delicioso salmón con costra de almendras, para que incorpores ambas vitaminas.


Ya sabes que en www.comemejor.com puedes encontrar muchísimas más recetas con sus valores nutricionales (calorías, grasas, azúzares....). No esperes más, ¡visítanos!

Fuente: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002404.htm

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario