viernes, 11 de noviembre de 2016

7 hábitos para una alimentación saludable


Qué comemos y cómo lo comemos habla sobre nosotros. Para mantener siempre un cuerpo saludable, es necesario llevar hábitos alimenticios saludables. Aquí les comparto siete consejos que no deben dejar de tener en cuenta si quieren conseguir bienestar, llevando adelante una alimentación diaria balanceada y nutritiva.

1-     Incorporar variedad de vegetales y frutas todos los días

Según el nutricionista, Gino Giancaterino, se deben incorporar (entre las dos) 5 porciones por día. El consumo de frutas  y verduras es indispensable para lograr una alimentación saludable, equilibrada y nutritiva. Esto se debe a que estos alimentos son ricos en vitaminas, minerales, fibra y agua, necesarios para el buen funcionamiento del organismo.   

2- Usar porciones controladas

El tamaño de la porción dependerá de cada persona, pero en líneas generales, se puede usar un plato chico y no repetir el plato. Lo importante es no seguir comiendo cuando ya estamos saciados; teniendo en cuenta que la orden de saciedad puede tardar entre 20 a 30 minutos, en llegar al cerebro.



3- Tomar suficiente agua (ya que es alimento y nutriente a la vez)

Los expertos recomiendan beber mínimo 2 litros de agua por día, lo que equivale a 8 vasos.
El agua es un nutriente indispensable para el buen funcionamiento de todos los órganos de nuestro organismo.Estar hidratado favorece la elasticidad de la piel, debido a que este nutriente ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a eliminar fácilmente las toxinas de nuestro cuerpo.

Hay que tener en cuenta que el agua también se obtiene a través del consumo de frutas, verduras y hortalizas, ya que contienen mucha cantidad de ella.



4- Moderar el consumo de azúcar y bebidas azucaradas

Según Giancaterino: "El consumo de azúcar se desaconseja en todas las edades porque aporta calorías vacías, como le decimos los nutricionistas a las calorías que no están acompañadas por ningún nutriente, y por esto, en grandes cantidades predispone a enfermedades, principalmente la obesidad". 

5- Moderar el consumo de sal de mesa, y alimentos salados

Según www.plancuidatemas.aesan.msssi.gob.es, consumir sal en exceso trae como consecuencia, principalmente, el aumento de la presión arterial, la cual dificulta el trabajo del corazón y de los riñones.
También puede provocar el aumento de sobrepeso, “puesto que la toma de sal aumenta la sed, y ésta trata de ser saciada con bebidas azucaradas y energéticas, tales como refrescos, cuyo consumo continuado y excesivo desequilibran el balance entre calorías ingeridas y calorías consumidas, predisponiendo al sobrepeso y obesidad”.

6- Realizar las 4 comidas principales y agregar 1 o 2 colaciones


Es clave no saltearse ninguna de las cuatro comidas: desayuno, almuerzo, merienda y cena.  No es cierto que haya que dejar de comer para adelgazar.  Al contrario, esta práctica debilita nuestro organismo, quitándonos energía y haciéndonos más propensos a adquirir enfermedades.  
“Comer las cuatro comidas (mínimo) diarias favorece la digestión, ayuda a regular el apetito (y la ansiedad) ayudando a nuestro metabolismo a “trabajar” parejo a lo largo del día”.

7- Comer despacio y disfrutar el momento de la comida

Este parece un consejo de menor importancia, pero no lo es. Comer despacio, masticando correctamente los alimentos es signo de buen comer y de buena salud. Esto no sólo se debe a que saboreamos mejor y de forma consciente cada bocado (utilizando al máximo nuestras papilas gustativas), sino que también ayudamos a nuestro organismo digerir adecuadamente los alimentos.  

Te invitamos a que cocines estas riquísimas recetas, fáciles de realizar, para que te pongas a prueba y comiences a incluir en tu vida diaria estos hábitos de alimentación saludable. 


Ya sabes que en www.comemejor.com puedes encontrar muchísimas recetas con sus valores nutricionales (calorías, grasas, azúzares....). No esperes más, ¡visítanos!
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario