viernes, 16 de diciembre de 2016

¿Es adictiva la comida basura?

¿Es adictiva la comida basura?
¿Has pensado alguna vez por qué puede ser que la comida basura parezca tan adictiva? Es cierto que en la mayor parte de las ocasiones, cuando tenemos hambre, preferimos un dulce o una hamburguesa a una verdura o una fruta. ¿Existe respuesta a este fenómeno? Parece ser que si. Nuestro cerebro sería el culpable.

El problema estaría en la composición de la comida basura

Al parecer, el problema de la adicción provocada por la comida basura estaría en su composición. Se trata de alimentos muy calóricos con una cantidad de procesados enorme. Entre sus añadidos encontramos grasas, azúcares añadidos y aditivos alimentarios como el potenciador de sabor o el glutamato.
Y precisamente en esta compleja composición estaría el problema. Toda esta unión de nutrientes pobres serían los encargados de provocar que incluso haya personas que necesiten el consumo compulsivo de comida basura. Por no hablar de otros trastornos alimentarios que pueden acabar en la citada adicción.
No son pocos los estudios que revelan las alteraciones cerebrales que provoca el consumo excesivo de este tipo de alimentos. Finalmente, tomarlos es como una recompensa, lo que recrea el mismo mecanismo que la adicción a las drogas. Se debe a que esta clase de comidas elevan los niveles de dopamina más que las frutas y verduras.
Por todos estos motivos, esta comida provoca malos hábitos que podrían redundar en una sobrealimentación o problemas de colesterol, diabetes de tipo 2, obesidad y enfermedades cardiovasculares o compulsión y adicción.

Cómo adoptar hábitos saludables

Lo mejor para luchar contra la posible adicción de la comida basura es adoptar hábitos saludables, tanto a nivel de alimentación como de vida. Por supuesto, es necesario dejar de lados los procesados y comenzar una dieta a base de legumbres, verduras y frutas, pescado y carnes. Y todo ello siempre cocinado de la forma más natural posible.
En este sentido, cobra gran importancia el momento del desayuno. Al ser la primera comida del día, debe asegurar el aporte de energía necesario para aguantar toda la jornada. Por ello es recomendable realizar una ingesta a base de lácteos, fruta, cereales y algún añadido que aporte proteínas. No obstante, hemos de olvidarnos de la bollería industrial, altamente perjudicial para la salud humana si se consume en exceso.
Además, hemos de evitar los alimentos con demasiado contenido procesado, culpables de la creación de la adicción. Desde la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, nos llega un listado donde recomiendan encarecidamente no abusar de la pizza, los chocolates poco puros, las patatas fritas de bolsa, los helados, las galletas de chocolate, las hamburguesas con queso y perritos calientes y los refrescos con elevados niveles de azúcares.
¿Es adictiva la comida basura?

A veces nos olvidamos de los refrescos y pensamos que no son tan perjudiciales porque no contienen grasas. Sin embargo, su alta cantidad de azúcar, que pueden rondar hasta el 80%, es realmente negativa y puede incluso favorecer la aparición de diabetes tipo 2. Es más, incluso la Organización Mundial de la Salud recomienda gravarlos hasta el 20% pare perjudicar su consumo.
Así todo, ya sabes lo negativa que puede ser la comida basura. No abuses de ella ni esta Navidad, ni en ningún momento. Recuerda que si quieres comer rico y sano, nuestros chefs de Come Mejor te ofrecen un gran número de recetas saludables, sencillas y exquisitas.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario