viernes, 21 de octubre de 2016

Porque debes incluir el tomate en tu alimentacion diaria para tener una vida saludable

El tomate es una fruta muy versátil y un básico en las cocinas de millones de personas por todo el mundo. Conocer un poco más sobre su valor nutricional y las propiedades terapéuticas que tiene te ayudará a entender por qué debes incluir el tomate en tu alimentación diaria para tener una vida saludable.

Antes de entrar en materia conozcamos un poco más la composición nutricional del tomate:




Información nutricional (por cada 100g netos*)

Calorías     18 kcal
Proteínas   0,88 g
Grasas       0,2 g
Saturadas  0,03 g
Monoinsaturadas 0,03 g
Polinsaturadas    0,08 g
Colesterol   0 mg
Hidratos de carbono     3,89 g
Fibra 1,2 g
Azúcares    2,63 g
Sodio          5 mg
Potasio       237 mg
Calcio         10 mg
Hierro         0,27 mg

*Teniendo en cuenta un porcentaje no comestible del 9%

Podemos resaltar que es un alimento muy bajo en calorías, por lo que resulta excelente para las dietas de adelgazamiento y es muy rico en potasioOtra de las sustancias características del tomate es el ácido oxálico, que en el punto más alto de madurez del tomate, deja residuos alcalinos beneficiosos para el organismo; pues ayuda a equilibrar los excesos de acidez, especialmente en el sistema digestivo.

Contiene otros principios fitoterapéuticos que le confieren las siguientes propiedades:  

-Alto contenido de vitamina C, por lo cual es un poderoso antioxidante.  

-Antiinfeccioso y recomendado en casos de estreñimiento, anemia y tuberculosis.

- Diurético y atemperante, es decir, contribuye a disminuir la fiebre.

-Remineralizante, energizante y equilibrante celular.

Para obtener al máximo sus beneficios, se recomienda su consumo fresco y crudo, en forma de zumos y ensaladas, pues la cocción y el almacenamiento disminuyen la cantidad de nutrientes que contiene. 

Además, podemos beneficiarnos de sus propiedades, no solo a través de la comida, sino, a través de aplicaciones tópicas y abluciones (lavados). Por ejemplo en casos de picaduras de insectos, forúnculos o abscesos se recomienda aplicar una rodaja de tomate.

En caso de dolor de garganta se pueden hacer gárgaras con zumo de tomate colado y mezclado a partes iguales con agua. También en casos de acné se recomienda colocar rodajas de tomate por 20 minutos  para desinflamar el área y contribuir a controlar el exceso de grasa; aplicado por la mañana después de lavarse la cara, y antes de acostarse.  Otro efecto en el rostro es el de relajar los músculos faciales.

En el caso de que desees suavizar tus manos puedes mezclar zumo concentrado de tomates frescos con dos cucharadas de aceite de oliva. Tu manos quedaran de seda.  

A continuacion te compartimos algunas recetas sencillas y muy sabrosas para que incluyas el tomate en tu alimentación diaria:


INGREDIENTES

No de Raciones 6

Tomates maduros 10 unidad media
Cebolla 1 unidad grande
Apio 150 g
Estragón 3 cucharadita, picado
Orégano seco 0,5 cucharada, picado
Laurel 1 cucharadita, desmenuzado
Mantequilla con sal 75 g
Caldo de ternera seco 1 cubito
Pimienta negra 1 pizca
Vino tinto 100 ml

ELABORACIÓN

1 Diluir la pastilla de caldo en 1 litro de agua hirviendo. Reservar.
2 Lavar y picar la cebolla y el apio. Escaldar los tomates y trocearlos.
3 En una olla derretir la mantequilla, rehogar la cebolla, añadir el apio, los tomates y las hierbas. Salpimentar.
4 Cubrir con el caldo y dejar cocer durante 30 minutos.
5 Pasar por el pasapurés. Agregar el vino y dar un hervor. Probar y rectificar el punto de sal.
6 Colocar algunas hojas de estragón por encima.
7 Servir fría o caliente.


INGREDIENTES
No de Raciones 4
Tomates maduros 4 unidad grande
Atún en lata 250 g
Huevo cocido 1 grande
Lechuga hoja verde 100 g
Sal 1 pizca
Mayonesa 1 taza

ELABORACIÓN

1 En primer lugar se quita la parte superior de los tomates y se vacía su interior con la ayuda de una cuchara.
2 En un plato se mezcla el huevo cocido cortado en trozos pequeños, la lechuga bien picada y el atún
desmenuzado. Se añade una pizca de sal y por último se agrega la mayonesa.
3 Se mezclan todos los ingredientes bien y se rellenan los tomates con ellos.
4 Se colocan sobre una cama de hojas de lechuga y se meten en el frigorífico hasta el momento de consumirlos.




INGREDIENTES

No de Raciones 2

Tomates cherry 250 g
Albahaca fresca  2 cucharada, picada
Queso mozzarella 250 g
Aceite de oliva virgen extra  2 cucharada
Sal 1 pizca
Pimienta negra  1 pizca 

ELABORACIÓN

1 Lavar y desinfectar los tomates y la albahaca.
2 Rebanar los tomates en rodajas medianas y reservar.
3 Rebanar el queso mozzarella igual que el tomate.
4 Colocar sobre un platón o fuente rodajas de tomate, rodajas de queso mozzarella y servir con la albahaca.
5 Aderezar con el aceite de oliva, sal, pimienta y mezclar.
6 Extra tip: Para darle más sabor añade un poco de pesto. Varía el aceite de oliva por vinagre balsámico, será un excelente giro para hacer una receta muy especial. Si quieres crear tu propia versión agrega otras hierbas aromáticas u otras verduras a la receta.


Ahora si, ya sabes porque debes incluir el tomate en tu alimentación diaria para tener una vida saludable. , ¿tienes alguna receta favorita con tomates? Te invitamos a subirla en www.comemejor.com y ser parte de nuestra comunidad saludable. 

Lo que comemos se refleja en nuestra piel


Existen días en que nos miramos al espejo y no nos gusta lo que vemos. Lo notamos rápidamente en nuestra piel, ya que el órgano más grande de nuestro cuerpo, habla por nosotros.
 
La importancia de este órgano radica en que es la primera línea de defensa de nuestro organismo, la primera barrera a través de la cual podemos decodificar algunas señales que nos transmite nuestro cuerpo.

Marcas, ojeras, espinillas, acné, piel escamosa, manchas enrojecidas, y demás manifestaciones cutáneas nos indican que algo no anda bien.  Sin embargo, en cualquier época del año deseamos transmitir una buena imagen sobre nosotros, lucir una piel tersa y suave. 

¡Pero no nos engañemos! De nada sirve que invirtamos grandes cantidades de dinero en productos de belleza y tratamientos externos, si no cuidamos nuestra piel desde el interior, con una buena alimentación.

Mucho menos lo lograremos sólo con productos externos, si generamos el efecto contrario ingiriendo alimentos y llevando a cabo prácticas alimenticias que envejecen nuestra piel (abuso de azúcar, carnes procesadas, comida “basura”, sal, alcohol, entre otras).

Entonces, ¿cuáles son aquellos nutrientes esenciales que benefician la salud de nuestra piel?

Según nuestro amigo, Licenciado en Nutrición, Gino Giancaterino: 

La vitamina A,
La vitamina E,
Y el agua (que es alimento y nutriente a la vez).

"Sin duda somos lo que comemos y si estamos saludables, en términos generales, nuestra piel se va a ver saludable. Por eso, lo más importante es que no falte ningún nutriente", nos aconseja. Principalmente, el que no puede faltar es el agua.

Sí. El agua. Siempre el agua. Nuestra cuerpo está compuesto por un 70% de agua. Por eso, la clave está en beber la suficiente, ya que estar hidratado favorece la elasticidad de la piel, debido a que este nutriente ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a eliminar fácilmente las toxinas de nuestro cuerpo.

Sin restarle la importancia que merecen, es bueno saber que, según Giancaterino, "tenemos reservas de vitaminas A y E en el hígado, por eso no son tan imprescindibles incorporar a diario como el agua". Aún así, el complemento de la ingesta de estas vitaminas nos harán lucir una piel radiante y saludable. De lo contrario,  deficiencias de estos nutrientes provocarán signos sobre nuestra epidermis que hablarán por nosotros.

Lo que llevamos a nuestra boca modifica la apariencia de nuestra piel.  El consumo de cada alimento se traduce en una energía particular, la cual nos afecta a nivel físico, mental, emocional  y espiritual. Notamos diferencias en nuestro estado de ánimo y energía, no sólo cuando no descansamos lo suficiente (según expertos debemos dormir entre 7 y 8 horas por día), sino también cuando no comemos adecuadamente.

Por eso, debemos cuidar nuestra piel  aprendiendo a elegir con consciencia los alimentos que ingerimos, las propiedades que poseen y cómo hacerlo. Tanto la vitamina A como la E son antioxidantes por excelencia, ayudan a proteger nuestras células contra los daños causados por los radicales libres, que nos enferman y envejecen.

¿Qué esperas para mostrar tu mejor imagen, mejorar la apariencia de tu piel y lucir radiante todos los días?

La Vitamina A (o retinol) la encontramos alimentos de origen animal (carne de res, pescado, productos lácteos); y  la provitamina A (o caroteno) en alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras de color amarillo, naranja y rojo (zapallo de calabaza, zanahoria, tomate, durazno, manzana).

Te invitamos a que comiences a incorporar esta vitamina con una crema de calabaza y zanahoria, fácil de preparar. ¿Probaste lo rica que es la calabaza y los múltiples beneficios que aporta a tu salud? Interiorizate más sobre la importancia de incluir la calabaza en nuestra alimentación diaria.



La vitamina E (o tocoferol) la encontramos en alimentos que contienen ácidos grasos saludables. Como por ejemplo, almendras, nueces, germen de trigo, semillas de girasol, palta, hortalizas de hojas verdes, como la espinaca y el brócoli, entre otras.

En www.comemejor.com podes encontrar la receta de un delicioso salmón con costra de almendras, para que incorpores ambas vitaminas.


Ya sabes que en www.comemejor.com puedes encontrar muchísimas más recetas con sus valores nutricionales (calorías, grasas, azúzares....). No esperes más, ¡visítanos!

Fuente: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002404.htm

jueves, 20 de octubre de 2016

Como prevenir el cáncer de seno a través de la alimentación

Todos los 19 de Octubre se conmemora el 
Día mundial de la Lucha contra el cáncer de seno, y no solo se hacen actividades ese día, sino todo el mes se busca concientizar a la población en general, sobre la importancia de la detección temprana y el autoexamen para prevenir esta enfermedad, debido a que un diagnóstico a tiempo junto al acceso a tratamiento, aumentan las posibilidades de recuperación del paciente. Si no se detecta a tiempo o no hay un tratamiento disponible, las posibilidades de recuperación son bajas y lo que queda es solo dar cuidados paliativos que ayuden a mitigar el dolor del paciente y los familiares. 

Para evitar llegar a este punto, todas las actividades que se realizan durante el mes de octubre o mes rosa (por el color que se le ha dado a la lucha contra el cáncer de seno) van enmarcadas en  contribuir a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos. 

Según la OMS, cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458 000 muertes por cáncer de mama (IARC Globocan, 2008). El cáncer de mama es, de lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. En los países de ingresos bajos y medios, su incidencia ha aumentado constantemente en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales.

Las estrategias recomendadas de detección precoz son el conocimiento de los signos y síntomas iniciales y la demostración de cómo se realiza la autoexploración de la mama. Además, existen buenas prácticas asociadas a la alimentación y el estilo de vida que pueden contribuir a prevenir la enfermedad.



Mi colega venezolana, la nutricionista Gabriela Pocovi, nos da algunas recomendaciones a seguir en cuanto a la alimentación para prevenir el cáncer de seno:

- Lleva un alimentación alcalina, es decir, que tenga un predominio  de alimentos de origen vegetal (70% a 80%), que sea alta en fibra y rica en fitoquímicos.

- Procura consumir 2 raciones de fruta y 4 de vegetales al día, y de preferencia que sean organicos, ecologicos o de producción local.

- Disminuye el consumo de carnes rojas, y en lo posible evita quemarlas o cocinar mucho a la parrilla. Si vas a  consumir peces prefiere aquellos pescados salvajes (de mar o río) y no de criaderos, así como aves y huevos criados en libertad.

- Evita los alimentos transgénicos como la soya y el maíz, y si los vas a usar, procura que sean no GMO.

- Prefiere el consumo de leche vegetales como la leche de avena o leche de almendras, leche de cabra, ovejo o búfala sobre el consumo de leche y derivados lácteos de vaca.

- Evita los aceites vegetales en la cocción y sustituyelo por grasas saludables como el aceite de oliva extra virgen, aceite de coco, aguacate o aceite de linaza o sésamo.

- Busca que tu alimentación sea lo mas natural posible y con alimentos de calidad. Ve tu alimentación como una inversión en ti, que vale la pena hacer.


- Practica ejercicio o alguna actividad recreativa con regularidad, esto ayuda a disminuir los niveles de estres y la producción de radicales libres. 


Desde www.comemejor.com nos solidarizamos con esta causa y recordamos a todas aquellas mujeres (y hombres) que luchan o han sido sobrevivientes de esta enfermedad. Para ellos nuestro ánimo, y desde aquí ponemos nuestro granito de arena, promoviendo la alimentación saludable.