martes, 21 de febrero de 2017

Importancia de incluir las grasas en tu alimentación diaria

Vivimos en la época del “fitness”, todo es querer ser 100% músculos y  0% grasa. Con esta mentalidad existen personas que de manera radical se han ido a los extremos de eliminar por completo las grasas de su dieta, sin saber que cometen un grave error. Si has leído bien un error, es cierto que la grasa acumulada y  en exceso no da una buena apariencia, pero no es la solución más sabia obtener un cuerpo de modelo a costa de eliminar por completo las grasas la dieta, pues por increíble que te parezca, más que beneficiar a tu organismo le estarás haciendo un daño. Es por ello que, a continuación te hablaremos de la importancia de comer grasas en la alimentación diaria.



Los lípidos o grasas son nutrientes importantísimos e indispensables en la alimentación diaria de todas las personas, ya que nuestro cuerpo las utiliza para realizar funciones importantes, aquí algunas de ellas:

Intervienen en el buen y correcto funcionamiento del sistema nervioso, aparato cardiovascular y la piel.

Intervienen en la formación y posterior secreción de hormonas en el torrente sanguíneo.

Sirven de transporte a las vitaminas liposolubles, por ejemplo, vitamina A, D, E y K y garantizan su absorción.

Representan la principal, más no la única, fuente de energía de nuestro cuerpo. Esta función la cumplen principalmente cuando estamos en reposo o realizamos alguna actividad física de ritmo moderado.

Receta de Guacamole

Protege a los órganos y el cuerpo de lesiones y golpes.

Contribuyen a la saciedad, pues retrasan el vaciado del estómago

Aísla nuestro cuerpo frente a los cambios de temperatura, sea por descenso o elevación de la misma.

Mantiene la integridad estructural y el funcionamiento de las membranas de las células, entre otras.

Como ves las grasas son importantísimas, sin embargo hay que tener cuidado al elegir las que consumiremos, ya que tienes que recordar  que no todas las grasas tienen la misma calidad, ni tampoco todas son beneficiosas para nuestro organismo. Así que debes saber que ácidos grasos están presentes en los alimentos para consumirlos con seguridad y de la manera correcta, para que te ayuden a prevenir enfermedades y contribuyan a mejorar tu  calidad de vida. 


¿Cómo saber cuáles son las grasas beneficiosas, o buenas como las llaman algunos, y las grasas que no lo son? 


Con regularidad casi todas las grasas que consumimos están compuestas por triglicéridos, los cuales  a su vez están compuestas por ácidos grasos que se clasifican en: saturados e insaturados. Los ácidos grasos saturados están presentes en las grasas de origen animal por ejemplo: carnes grasosas, leche completa, mantequilla, tocino, fiambres, embutidos, quesos grasosos, entre otros.Son los menos saludables, pues se ha comprobado que su consumo en exceso contribuye al desarrollo y/o aparición de ciertas enfermedades como la diabetes y la obesidad.

Por el contrario, las grasas constituidas por ácidos grasos insaturados, son beneficiosas para la salud.Estas están presentes en frutas, verduras, frutos secos y pescados, la razón por la cual incluir estos alimentos en la dieta porque nos ofrecen ácidos grasos esenciales, es decir, ácidos grasos que nuestro organismo necesita pero que no puede producirlo y que solo puede conseguir a través de la dieta.

Receta de Salmón rosado con Ensalada

Otro tipo de grasa que debes conocer son las llamadas grasas Trans, en un principio son grasas insaturadas de origen vegetal, pero que han sido saturadas de forma industrial para poder fabricar alimentos a partir de ellas. El resultado final es una grasa con una composición química totalmente diferente a la grasa natural y que no es apropiada para la salud, pues entre muchas otras cosas contribuyen a la concentración de colesterol lo cual acarrea problemas y enfermedades cardiovasculares. Podemos encontrar ese tipo de grasa en productos como, galletas, pizzas, snacks, palomitas, mayonesa, entre muchas otras. 

También se le ha relacionado con la margarina, sin embargo, el Consenso sobre las grasas y aceites en la alimentación de la población española adulta   asegura lo siguiente:

" ... en los últimos años, especialmente a partir de la década de los 90, se ha producido una mejora significativa en los procesos tecnológicos y desde entonces la industria alimentaria elabora productos con contenidos mucho más bajos en Ácidos Grasos Trans (AGT) .... La margarina ya no contiene aceites parcialmente hidrogenados y, por tanto, no es una fuente alimentaria de AGT.
Sin embargo, en algunos países, como algunas zonas de América del Sur, se siguen comercializando margarinas elaboradas con aceites parcialmente hidrogenados y, por tanto, con unas cantidades considerablemente más elevadas que las halladas en los países occidentales. "


En Conclusión...


Ahora que ya conoces un poco mas sobre las grasas, sabes que debes escoger más grasas buenas o sea , las insaturadas y menos grasas malas como las saturadas o trans. En www.comemejor.com tenemos una gran seleccion de recetas con grasas buenas y de paso  te ofrecemos un plan nutricional que te ayudará a escoger aquellos alimentos que aportaran las grasa que tu cuerpo necesita para estar saludable, suscríbete y recíbelo cuanto antes.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario