jueves, 15 de junio de 2017

Carbohidratos ¿enemigos o aliados?


¡Carbohidratos! Para muchos leer o escuchar de ellos es sinónimo de engordar. Incluso muchos han tomado la decisión de eliminar este nutriente de forma total de su alimentación. Pero ¿en realidad serán nuestros enemigos? Aprendamos un poco sobre ellos.




Los carbohidratos son compuestos formados por hidrógeno, oxígeno y carbono. Nombrados popularmente como hidratos de carbono, moléculas insustituibles en nuestro organismo. 

La célula existente en nuestro cuerpo, no pueden funcionar sin energía, y la misma es producida gracias a los carbohidratos. Es decir, los hidratos de carbono o carbohidratos son los componentes responsables de aportarnos la energía necesaria para nuestro cuerpo. Existen dos tipos de carbohidratos, los simples y los compuestos. 

Conocerlos nos ayudará a entender el comportamiento de cada uno en nuestro organismo. 

Carbohidratos Simples 

Conocidos también como azúcares o monosacáridos, que se absorben de forma rápida aportando energía velozmente al organismo. Son de rápida digestión, logrando incrementar prontamente los niveles de glucosa en la sangre. 

Entres ellos encontramos: 

La fructosa que encontramos en las frutas 
La galactosa y lactosa, obtenida de los productos lácteos  
La sacarosa más común como azúcar 
La maltosa presente en las verduras .

Carbohidratos Complejos 


Estos están compuestos por varios monosacáridos, pudiendo ser rebajado a uno simple. Estos hidratos de carbono a diferencias de los anteriores, son absorbidos de forma lenta por nuestro cuerpo. Sus beneficios son mayores ya que producen mayor saciedad, reduciendo el apetito. Su digestión es más lenta, logrando mantener firme los niveles de glucosa.   

Entre ellos tenemos:

La celulosa presente en plantas y madera de árboles. 
La hemicelulosa encontrada en las verduras, frutas, legumbres y harinas integrales. 

Beneficios de los carbohidratos 


Muchos que quieren perder unos kilos dejan de comer carbohidratos, pensando que estos los harán engordar. Déjame decirte que ese pensar está muy lejos de la realidad… Como ya leímos, ellos son los encargados de proporcionarnos la energía necesaria para que nuestro cuerpo funcione de la manera correcta. 

Incluso el cerebro se alimenta exclusivamente de la glucosa encontrada en los carbohidratos. 

Algo que seguro no sabías ¡Los carbohidratos contienen la mitad de calorías que tiene la grasa! Así es que no te limites a comerlos e incluirlos en tu dieta. Eso sí, ten presente que debes elegir los complejos o los muy comun llamados carbohidratos buenos.  

También son una gran fuente de proteína, la cual contribuye a evitar y combatir el cáncer, la enfermedad de los riñones y la osteoporosis.  

Ayuda a la digestión gracias a que los hidratos de carbono (carbohidratos) son ricos en fibra, logrando que sea de utilidad para mantener un buen tránsito digestivo. También es de mucha ayuda para los que sufren de estreñimiento. 

Posibilita estabilizar los niveles de glucosa en la sangre. Esto se logra a través de los carbohidratos simples, siendo los que se asimilan más rápido en glucosa en la sangre. Y los complejos aunque son más lentos, también aportan ese beneficio. 

Si practicas algún deporte o realizas ejercicios, los carbohidratos logran que los músculos se recuperen de forma más rápida. 

También aumentan la resistencia y energía. Mayor resistencia a las infecciones, ya que un organismo bien alimentado, será más fuerte y estará más apto para combatir infecciones. 

Evitarás el estrés y el sistema inmunológico estará fuerte y fuera de peligro. 

¿Aliados o enemigos?  


Recuerda que nuestros órganos necesitan de los carbohidratos para cumplir sus funciones, entre ellos están, el corazón, riñón, hígado, estomaga, etc.  Muchos creen que los dulces, los postres y todo lo relacionado con azúcar, son los únicos carbohidratos. 

En este artículo aprendimos que son mucho más que eso, y que la verdad nos aporta más beneficios de lo que imaginamos. Son los principales combustibles de energía para nuestros músculos, sistema nervioso y corazón. Aportan entre un 40 a un 80 % de lo que necesitamos de energía, lo que los convierte en definitivo esenciales para la salud.

Eso sí, el comer carbohidrato no significa que ahora vas a comer en cantidades pizza, dulces, pan y alimentos procesados. Lo ideal es que tu dieta sea rica de carbohidratos buenos, y esos los consigues en los siguientes alimentos: 

Verduras: patatas, yuca, boniato, maíz, apio.

Legumbres: Judías, alubias, habas.

Vegetales y hortalizas: zanahoria, remolacha, calabaza, calabacín, berenjena, espárragos, lechuga, tomate, cebolla, pepinos, espinacas, etc. 

Frutas: manzana, plátano, albaricoque, nectarina, cerezas, fresas, moras, frambuesas, higos, kiwi, guayaba, mangos, naranja, papaya, peras, melocotones, y muchas más. 

Cereales: arroz integral, pan integral, espaguetis, salvado, trigo, avena…


Recuerda los carbohidratos pueden ser tus aliados, siempre y cuando comas los buenos y complejos. De nada vale que comas cantidad de azúcar, dulces y productos refinados, pensando que como son carbohidratos te harán bien. La clave de todo es equilibrar la alimentación, con productos sanos y de provecho

Aquí en comemejor.com, contamos con profesionales en nutrición que gustosamente podran orientarte. Además, cuentas con un recetario para que puedas preparar platos deliciosos desde tu propia casa. Solo ingresa en www.comemejor.com y disfruta de lo que solo este grupo puede ofrecerte, comer mejor y delicioso…😋
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario